martes, 30 de octubre de 2018

El orientador José Portillo dictará la ponencia 'Aporofobia, rechazo de los pobres' con motivo del Día de la Escucha el 15 de noviembre





El Teléfono de la Esperanza celebra cada 15 de noviembre el Día de la Escucha para sensibilizar sobre la importancia de conocer las necesidades de un sector de la población o una causa humanitaria con la que reflexionar.
El lema de este Día de la Escucha 2018 es 'Aporofobia, rechazo de los pobres'. El término aporofobia es un neologismo acuñado por la filósofa y catedrática de Ética de la Universidad de Valencia, Adela Cortina, y define el rechazo, manifestado de muchas formas, que se oculta bajo actitudes de racismo, xenofobia o rechazo a inmigrantes, refugiados y personas que viven en las calles.
Las manifestaciones de rechazo a los pobres son contrarias al más elemental sentido de humanidad, pero la pobreza no se refiere solo a las carencias económicas, también existe otro tipo de pobreza, la de la carencia de valores, ilusiones o la insensibilidad con las personas que sufren. Al igual que un 13% de la población española se encuentra en riesgo de exclusión social a pesar de tener trabajo, según informes de Cáritas, muchos que viven en la riqueza son pobres en valores por basar su existencia únicamente en acumular dinero y posesiones materiales. 




José Portillo, orientador del Teléfono de la Esperanza, pronunciará la charla 'Aporofobia, rechazo de los pobres' en nuestra sede el día 15 de noviembre a las 20.00 horas.
Portillo definirá los conceptos de pobreza y de aporofobia, los tipos de pobreza existentes, reflexionará sobre la tolerancia, la igualdad y la equidad, y hablará sobre la escucha activa, a la que se dedican los voluntarios del Teléfono de la Esperanza. También se referirá a la aceptación de quienes son diferentes a nosotros, y de la necesidad existente de impedir que las diferencias que nos caracterizan no sean vistas como conflictivas, sino como fuente de riqueza común.


Leer más:

sábado, 27 de octubre de 2018

CON OTRAS GAFAS / El poder terapéutico de la risa


Foto: www.rtve.es


La risa no cura, pero ayuda a vivir mejor porque libera tensiones y relaja. El humor y la risa son herramientas para hacer frente a la realidad por difícil que esta sea. Necesitamos el buen humor para vivir bien, mantenernos vitales y gozar de la vida en plenitud.
Aunque al nacer aprendemos a reír y llorar, las circunstancias de la vida nos pueden arrastrar a dejar de llorar o de reír, y hasta a perder el sentido del humor. Pero también se puede volver aprender a volver a reír y a hacerlo con ganas, a carcajadas. Las personas que vuelven a reír con ganas después de pasar por situaciones traumáticas comienzan a liberarse de las tensiones y el sufrimiento que bloqueó sus emociones.
Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona ha puesto en marcha un proyecto piloto para medir el poder terapéutico de la risa en niños sirios que viven en un campo de refugiados de Libano. Los niños disfrutaron de espectáculos con malabares y payasos, se midió sus efectos doce semanas después y se pudo comprobar que mejoraron en sus estados de ánimo y problemas de comportamiento y, además, comenzaron a superar los malos recuerdos a los que daban vueltas en sus mentes constantemente.
El proyecto persigue trasladar la experiencia a diferentes campos de refugiados donde viven muchos niños y a los que no pueden acceder los psicólogos por la oposición de las autoridades o por razones técnicas.

VER VÍDEO:

jueves, 25 de octubre de 2018

Abierto el plazo para inscribirse al Grupo de Desarrollo Personal 'Autoestima y habilidades sociales'. Siguen las inscripciones en el curso 'Conocerse para crecer'




El Teléfono de la Esperanza sigue adelante con su calendario de actividades para promover la salud emocional de la población. La oferta del mes de noviembre incluye el inicio del Grupo de Desarrollo Personal ‘Autoestima y habilidades sociales’. Tener una buena autoestima es una factor muy importante para vivir de forma equilibrada tanto en la relación con uno mismo con las demás personas.
La Autoestima (AE) es un sentimiento de capacidad y valía personal. Tener una buena AE es sentirse confiadamente apto para la vida, es decir, capaz y valioso.

Los objetivos de ese grupo son:

Aprender a valorarse, reconociendo y aceptando nuestras cualidades.
   
Aceptar las limitaciones o la posibilidad de mejorarlas o cambiarlas

Aumentar la seguridad y confianza en uno mismo.

Promover la capacidad personal para afrontar situaciones cotidianas.

Incrementar las habilidades de comunicación verbal, expresión adecuada de emociones, saber decir NO, ... para conseguir una mayor satisfacción en las relaciones interpersonales.


            Fecha inicio:            20 de noviembre 2018
            Horario:                  19:00H a 20:30H
            Nº Sesiones:                                 10
            Lugar:  Sede del Teléfono de la Esperanza
            Coordinan: Jesús García y Remedios Gámez

Inscripciones: 952/652651 y rellenando el formulario


Jesús García escribió en agosto este artículo que no deberías dejar de leer: 






Por otra parte, el próximo jueves 8 de noviembra arranca en nuestra casa 'Villa Esperanza' la edición número 30 del curso 'Conocerse para crecer'. 
Es el primer curso que abre las puertas al crecimiento como persona y al desarrollo de las potencialidades que todos los seres humanos tenemos dormidas u olvidadas.

Sus objetivos son:
Facilitar, de una forma sencilla pero completa y eficaz, el autoconocimiento y la comprensión de la propia personalidad.

Descubrir tus potencialidades no desarrolladas y los condicionantes que impiden tu desarrollo.

Estimular el compromiso serio por el crecimiento propio y facilitar medios adecuados que sirvan de apoyo.

Consta de 2 partes:
1º. Curso de fin de semana. Lugar: Casa Diocesana
2º. Seguimientos: 2 horas semanales de trabajo en grupo, durante 10 semanas (se ofrecen distintas alternativas de horarios por la tarde). En el Teléfono de la Esperanza.
                                        
Curso de fin de semana
Fecha:     del 8 al 11 de Noviembre 2018

Horario:     Jueves 8   - 18:00H (Sede)
Viernes 9   - 17:00H  (Casa Diocesana)
(El día 9 se comienza el curso en régimen de internado hasta el día 11 de noviembre a las 19:00H. aproximadamente)

Coordinador: Juan Sánchez

Testimonios de personas que han hecho el curso:
Una experiencia enriquecedora para la que no existen palabras descriptivas

 Inscripciones: 952/652651 y rellenando el formulario

martes, 23 de octubre de 2018

Buceando en el interior (y 2)





Toñi Martín
Voluntaria del Teléfono de la Esperanza

Cada cual ha venido para descubrir y desplegar su propia hoja de ruta; no para seguir las imposiciones de un patrón restrictivo/castrante que mira con la lupa del juicio todo lo que se le pone delante.
Es preciso encontrarse con las virtudes y los defectos propios y darse permiso para explorarlos.

Es bueno hacerse preguntas del tipo:

  • ¿Qué programación limitante me impide hacer tal o cual cosa? 
  • ¿De dónde surge mi resistencia?
  • ¿Qué no estoy pudiendo ver?
Liberarse pasa por desmantelar la estructura del diseño que te mantiene atrapado entre múltiples 'deberías de', 'tendrías que' y otros imperativos similares.
Transitando la experiencia puedes darte cuenta de todo lo que no está incluido en tu diseño particular y aprovecharla para expandir su propia frontera. Es integrando los opuestos como pueden surgir las nuevas versiones totalmente inclusivas; versiones realistas que te van permitiendo ver lo bueno en lo malo y lo malo en lo bueno.
Esto sería crecer en lugar de buscar obsesivamente la forma de justificar los errores propios.
Y sobre todo, una vez incluido el margen de error, poder asumir que es absolutamente necesario el dialogo entre consciente e inconsciente para no vivir a ciegas.

Me encuentro con esta frase tan oportuna de Byron Katie
"Si discutes con la realidad te vas a perder de cada momento"
Toda la realidad está para ser observada y es totalmente didáctica, un magnífico Power Point desplegable instante a instante.
Importante: atiende a todo lo que se mueve dentro, observa tu posible incomodidad y observa cómo todo surge, cobra relieve y finalmente desaparece si no fuerzas nada.
Cuando no acepto la realidad, la cristalizo. Cuando la acepto, se abre la capacidad de respuesta.
El yo separado (ego) se resiste a lo que está presente y busca lo que no está; percibo que el conflicto viene justamente a mostrar donde está pegada la identidad.
La identidad concreta no es consciente de sus puntos ciegos y desde ellos no puede liberar sus potenciales. De cada cual depende asumir su potencial y hacerse cargo de su singularidad y generar nuevas preguntas y capacidad de respuesta. Todos estamos expresando a través de nuestra singularidad una lógica que es global .
La realidad que trae cada momento es inevitable, lo único que podemos hacer es mantener una observación para saber qué nos muestra. Es absurdo mirar desde un punto de resistencia que no la incluye, ella ya muta por sí sola y, además, te hace partícipe de su mutación.
Toca ponerse las pilas y darse permiso para transitar ese espacio donde el error es parte inseparable de la vida. Puedo generar conciencia a través de él si el foco lo pongo en la lógica que me hizo cometerlo
Cuando uno se apropia del error de esta manera, puede finalmente soltarse del horror (tan marcados que estamos por el estigma del castigo/premio) y justo eso te permite blanquear la trastienda desde un lugar auto-rreferente. Nada que ocultar. Solo observar, desintegrar e integrar.
Es fundamental  desde dónde miro lo que me ocurre para entrar en coherencia con ello.
Observo que todo se refleja y nos refleja. Puedo percibir cómo lo que el entorno me muestra se relaciona con lo que preciso ver acerca de mis propias oscuridades/claridades .
Eso que me pasa fuera es lo que me va a ir mostrando los 25 cuadros del proceso de la A a la Z. Cuando meto lógica en algo estoy secuenciando  (meto pasos) y puedo ver la trama; al ver la trama me alejo del drama.
Puedo percibir que la realidad solo me escuece cuando no se corresponde con mis expectativas. Y que me genera dolor cuando me resisto a integrar lo que ella muestra (dolor no es más que la diferencia entre lo que es y lo que mi pequeño yo desea que sea.)
Me va quedando claro que no soy lo que tengo, ni lo que hago, ni lo que los otros piensen de mí.
Transformarnos y manifestar lo nuevo pasa por soltar todo lo que creemos ser y todo lo que creemos que sabemos. La vida no nos está invitando a recortarnos sino a hacernos cargo de nuestros potenciales.

Como expresa Douglas Harding
"El hecho no es que no podamos ver, sino que estamos decididos a no ver lo Evidente. Tenemos miedo de desaparecer. Una vez que admitimos esto, estamos al menos a medio camino de superar nuestro miedo. Y realmente, por supuesto, no hay nada que temer. En el instante mismo en que uno ve que uno es Nada, uno ve que uno es Todo".
Cuando el ser humano se desvincula del Todo, hay un aspecto esencial que se queda fuera. Se siente inconscientemente separado de sí mismo, sin poder ver que la separación es un espejismo. Y al sentirse separado de su esencia reacciona con miedo, fundamentalmente, ante lo que cree que le falta.
Salgamos de la zona de confort y enfrentemos los abismos en lugar de evitarlos.
Todo se gesta desde otra dimensión....El retorno hacia tu origen no es luego, es en este instante !!!

A continuación incluyo el artículo 'Quitando capas' de Mario Alonso Puig (Extracto del Congreso Mentes Brillantes).
Puede abrir una vía para profundizar en mi propuesta de "bucear en el interior".


El pasado 12 de octubre publicamos Buceando en el interior (1). Accede aquí al artículo




sábado, 20 de octubre de 2018

CON OTRAS GAFAS / Pobreza, falta de voluntad política y respuesta social




El pasado 17 de octubre se celebró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Probablemente nunca en la historia de la humanidad ha habido una conciencia tan extendida sobre la necesidad de acabar con el hambre y también con la pobreza. Diferentes agencias de la ONU e investigadores vienen destacando que nunca antes se había contado con los recursos y posibilidades técnicas como para lograr que nadie pase hambre en el mundo. Como en otros aspectos de la vida en sociedad, faltan un liderazgo claro y una voluntad política decidida para que se concreten programas y acciones en la dirección de la erradicación.
Si ponemos el foco en la evolución de la pobreza en España durante la última década, llaman la atención los sucesivos informes de la Fundación Foessa para Cáritas en los que se destacan dos factores, la cronificación del riesgo de exclusión social en un sector de la población española y el hecho de que un 13% de las personas que tienen un empleo se encuentran en la pobreza. Tener un trabajo hoy en España no garantiza a todo el mundo cubrir sus necesidades para llevar una vida digna debido a la precariedad laboral que se ha extendido a muchos sectores de la población.
La Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social ha publicado un informe que revela que, entre 2008 y 2018, la población en riesgo de exclusión social en España pasó de los 10,9 millones de personas a los 12,3 millones. El llamado índice AROPE, de la Unión Europea, agrupa en ese colectivo a las personas que sufren pobreza relativa, privación material severa y hogares con una intensidad de empleo baja o nula. Los sectores de población más castigados son los mayores, la infancia y las mujeres que viven solas con varios hijos.
El informe destaca como dato positivo que desde 2014 ha bajado desde el 29% al 26% el porcentaje de población española que se encuentra en esa situación, pero también refleja una gran desigualdad entre la mitad norte y la mitad sur. Así, mientras Navarra, La Rioja y el País Vasco registran índices del 13% o 14% de población en riesgo de pobreza, en Andalucía se eleva al 37%, en Canarias al 40% y en Extremadura llega al 44%.
Existen iniciativas para ir reduciendo la indignidad que supone la pobreza para millones de personas en el siglo XXI como los Objetivos de Desarrollo del Milenio o las planificaciones que viene haciendo la Unión Europea. En 2010 se presentó 'Europa 2020, una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador' con reformas concretas y compromisos de los estados. Los gobiernos que hemos tenido en España están comprometidos a reducir en 1.400.000 el número de personas en la pobreza entre 2009 y 2019, pero las politícas llevadas a cabo han sido, como mínimo, ineficientes y alejadas de la dura realidad social impidiendo que se cumpla el objetivo.
Por contra, desde los primeros años de la crisis económica, la sociedad reaccionó a la pérdida de empleo y los desahucios tejiendo redes familiares y sociales de apoyo, creando comedores en los barrios más castigados y gestando acuerdos entre ONGs y administraciones públicas para asegurar la alimentación adecuada a miles de alumnos en los propios colegios. 
La Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social, integrada por numersos colectivos territoriales y ONGs estatales como Cruz Roja, Cáritas, Secretariado Gitano, Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica y Fundación RAIS, entre otras, ha dado voz este año a las personas que viven en los diferentes niveles de pobreza.
Más de 40 personas en situación de exclusión participan en el vídeo realizado por EAPN-ES para visibilizar la pobreza en España y hacer incidencia política. Son ellas las protagonistas. Es con ellas con quienes debemos seguir trabajando.

 

Portillo definirá los conceptos de pobreza y de aporofobia, los tipos de pobreza existentes, reflexionará sobre la tolerancia, la igualdad y la equidad, y hablará sobre la escucha activa, a la que nos dedicamos los voluntarios del Teléfono de la Esperanza. También se referirá a la aceptación de quienes son diferentes a nosotros, y de la necesidad existente de impedir que las diferencias que nos caracterizan no sean vistas como conflictivas, sino como fuente de riqueza común.
El Teléfono de la Esperanza dedicará el Día de la Escucha, que celebra cada año el 15 de noviembre, a escuchar a las mujeres y hombres que estan bajo el umbral de la pobreza. Nuestro compañero José Portillo 'Aporofobia, rechazo de los pobres'.
Portillo definirá los conceptos de pobreza y de aporofobia, los tipos de pobreza existentes, reflexionará sobre la tolerancia, la igualdad y la equidad, y hablará sobre la escucha activa, a la que nos dedicamos los voluntarios del Teléfono de la Esperanza. También se referirá a la aceptación de quienes son diferentes a nosotros, y de la necesidad existente de impedir que las diferencias que nos caracterizan no sean vistas como conflictivas, sino como fuente de riqueza común. 
Aporofobia, fue elegido como la palabra del año 2017 por la Fundación del Español Urgente, promovida por la agencia EFE y BBVA. Aporofobia es el neologismo, acuñado por la filosofa Adela Cortina, que da nombre al miedo, rechazo o aversión a los pobres.


'Entre Amigos' suspende la reunión de esta tarde por la alerta roja y la aplaza al sábado 3 de noviembre





ATENCIÓN: La coordinación de 'Entre Amigos' ANUNCIA QUE, A CAUSA DE LA ALERTA ROJA POR TORMENTA QUE SE HA ACTIVADO, ANULA LA REUNIÓN DE ESTA TARDE.
LA CITA DE 'ENTRE AMIGOS' CON LA CHARLA 'LA ENFERMEDAD COMO CAMINO' SE APLAZA HASTA EL SÁBADO 3 DE NOVIEMBRE

viernes, 19 de octubre de 2018

Loli Donate hablará sobre 'La enfermedad como camino' en el encuentro de 'Entre Amigos' este sábado






El programa 'Entre Amigos' del Teléfono de la Esperanza de Málaga convoca este sábado 20 de octubre el tercer encuentro del curso 2018-2019. Loli Donate se encargará de impartir la charla 'La enfermedad como camino', una cuestión muy interesante, ya que ofrecerá pistas para afrontar la vida después de saber que se tiene una enfermedad o para prepararse ante la enfermedad de un familiar o un amigo. 
La cita, como todos los sábados primero y tercero de cada mes, es a las 18.30 h. Después de la intervención de esta voluntaria, se trabajará en grupo y, finalmente, los asistentes compartirán comida y bebida.

miércoles, 17 de octubre de 2018

Nuevo curso 'Conocerse para crecer', el comienzo de una gran amistad con uno mismo




El Teléfono de la Esperanza de Málaga impartirá entre los días 8 y 11 de noviembre una nueva edición del curso 'Conocerse para crecer'. Se trata del primer curso que abra la puerta del conocimiento personal de las personas.

Nuestra compañera Toñi Martín nos da en este artículo pistas que facilitan la propuesta de bucear en vuestro interior con la finalidad de descubrir vuestras potencialidades, así como para explorar cuáles son los obstáculos que tal vez estén limitando vuestro crecimiento personal: 

El próximo lunes 22 de octubre publicará un segundo post en este mismo blog, dedicado también a lo que supone descubrir el autoconocimiento.

Como la famosa frase que pone el broche final a la película ‘Casablanca’, el curso de ‘Conocerse para crecer’ podría definirse como “el comienzo de una hermosa amistad”. En este caso, esa larga y bella amistad se establece con uno mismo.



   ¿Te apuntas al curso 'Conocerse para crecer?

Si decides hacerlo, pasarás un fin de semana inolvidable

Este enlace os muestra toda la información sobre los horarios e inscripciones.


Fechas: 9, 10, 11 y 12 de noviembre. 
Inscripciones: 952 / 652651



lunes, 15 de octubre de 2018

Tarde de humor disparatado a beneficio del Teléfono de la Esperanza




Solo quedan cuatro días para que el Grupo de Teatro Solidario 'El Carromato' escenifique sobre las tablas del auditorio 'Edgar Neville' la divertidísima obra '4 Corazones con freno y marcha atrás' de Jardiel  Poncela.

Aún quedan entradas a la venta llamando al 952/652651 y en nuestra sede, calle Hurtado de Mendoza, 3.

Hoy os presentamos el elenco de actores que pondrán en marcha la representación.




Reseña publicada en la red social de lectores Lecturalia:

"Un científico, su mejor amigo, sus respectivas esposas y el cartero que atiende a la casa, toman una poción y se vuelven inmortales, pero… ven morir a los seres queridos, ven nacer, crecer y envejecer a sus familiares, mientras ellos permanecen eternamente jóvenes, por lo que deciden irse a vivir a una isla desierta. Allí se aburren soberanamente y para poner remedio a esta situación, crean una nueva pócima que les permite ir rejuveneciendo años hasta el momento justo del nacimiento…Como es sabido, nada es perfecto y esto dará lugar a una serie de situaciones hilarantes y equívocos generacionales en las que es posible ver, por ejemplo, a un hijo regañando a su padre por la vida disoluta de trasnocheos y juergas que lleva, mientras él es un señor serio y de costumbres moderadas".

sábado, 13 de octubre de 2018

CON OTRAS GAFAS / Cuidar la salud mental de los jóvenes


Salud mental



El Día Mundial de la Salud Mental, que se celebró el miércoles, ha venido rodeado de varios titulares de prensa muy duros, uno de ellos terriblemente dramático, como fue el caso de un hombre de 50 años que tiró por la ventana de un sexto  piso a la hija de 6 años de una pareja de amigos  y luego se tiró él. El hombre llevaba días obesionado con que le seguían para robarle y sospechaba que le tenían intervenido su teléfono. Otro hombre, también en Málaga como el anterior, vertió cuatro litros de aceite en la calzada de la calle Victoria "para ver si la gente se mataba".
Los dos casos citados se refieren a personas de unos 50 años, pero los problemas de conducta o las enfermedades mentales se extienden en la población, incluso entre los más jóvenes. Las asociaciones y voluntarios que trabajan por la salud mental hacen un esfuerzo muy destacado desde hace años para sensibilizar a la sociedad sobre la realidad de las personas que viven o han vivido con una enfermedad mental descartando viejos prejuicios o creencias que tachan a los afectados de violentos, no productivos o incapaces de llevar una vida normalizada. Al mismo tiempo, la acelerada y cambiante sociedad de esta segunda década del siglo XXI convive entre los viejos perjuicios y la extensión de las patologías mentales a sectores de la población insospechados por estar asociados a la salud y la vitalidad como son los adolescentes y jóvenes. 
La Organización Mundial de la Salud ha dedicado este año el Día Mundial de la Salud Mental los jóvenes y la salud mental debido al incremento de patologías entre ellos.

En España, según los resultados del Barómetro Juvenil de Vida y Salud elaborado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y Fundación Mutua Madrileña (FMM), cerca de 2 millones de jóvenes de 15 a 29 años –el 30% del total de la población joven de nuestro país– han sufrido síntomas de trastorno mental en el último año. Además, los problemas de salud mental se desarrollan en edades tempranas, ya que el 50% de los problemas de salud mental en adultos comienzan antes de los 15 años, y el 75% antes de alcanzar los 18.
¿Las causas?. Especialistas que tratan a estos jóvenes detectan una variedad de motivos como son el divorcio de los padres, las consecuencias de vivir un desahucio de la vivienda, el desempleo, el consumo de drogas y las adicciones a las nuevas tecnologías, entre otros. Todos ellos arrastran a los jóvenes a situaciones de gran dureza que desequilibra sus vidas.
Los datos indican una alta incidencia que obliga a los poderes públicos y a todas las asociaciones implicadas en la salud mental a hacer un esfuerzo para destinar recursos humanos y económicos a abordar este grave problema. 
El Teléfono de la Esperanza tiene mucho que aportar en el campo de la salud mental, gracias a la sólida formación de sus voluntarios y el amplio programa de cursos, talleres y grupos de ayuda para mejorar la salud emocional o abordar crisis personal concretas. Recientemente, en cuatro centros educativos de La Rioja, se ha puesto en marcha un programa piloto para cuidar la salud mental de los adolescentes.


Leer más:

El Teléfono de la Esperanza , junto a la Universidad de La Rioja, desarrollará un programa piloto de cuidado de la salud emocional en la adolescencia



viernes, 12 de octubre de 2018

Buceando en el interior (1)





El Teléfono de la Esperanza de Málaga impartirá entre los días 8 y 11 de noviembre una nueva edición del curso 'Conocerse para crecer'. Este enlace os muestra toda la información sobre los horarios e inscripciones.

Es el primer curso que abre las puertas al crecimiento como persona y al desarrollo de las potencialidades que todos los seres humanos tenemos dormidas u olvidadas.


Para situarnos en los objetivos de crecimiento personal que nos plantea este profundo curso, vamos a publicar dos artículos que nos darán pistas sobre el mundo del autoconocimiento. El primero de ellos lo publicamos hoy y el segundo el próximo lunes 22 de octubre.


Buceando en nuestro interior

Toñi Martín
 Voluntaria del Teléfono de la Esperanza

Desde muy pequeños, al sentirnos aislados o indefensos, grabamos el recuerdo de ese sentimiento de falta de cobijo en nuestro cerebro. De manera que en el ser humano se instala la creencia de la separación. Y a través de ella, el miedo, la desconfianza y la inseguridad. Este será en gran parte el origen que provoca no pocos conflictos en nuestras vidas.
Posteriormente, algunas experiencias que vivimos de adultos, avivan ese recuerdo y disparan un mecanismo de autodefensa que nos hace reaccionar. Se activa el botón que hace saltar las alarmas y se despierta el dragón que habita dentro de nosotros.
Es realmente necesario observarnos y acompañarnos a nosotros mismos para conocernos y para ello es muy importante establecer una relación amistosa con nosotros mismos para conseguirlo. Es sano escucharnos, cada emoción no escuchada deja una marca en el cuerpo; el cuerpo es el espejo de nuestra alma. 
A continuación os doy pistas que os faciliten la propuesta de bucear en vuestro interior con la finalidad de descubrir vuestras potencialidades, así como para explorar cuáles son los obstáculos que tal vez estén limitando vuestro crecimiento personal. 

Nos recuerda Gurdjieff 
"No llegamos a la plena comprensión porque hay muchas cosas a las que no queremos renunciar"
Cuando la identidad (ego) te toma dentro de la existencia, puedes quedarte atrapado, inundado entre sus aguas (desbordado por las emociones)
Podemos empezar reconociendo que desde la mente, como campo de experimentación, se tiene una imagen de la realidad que raramente coincide con lo que ella nos muestra. Tenemos que contar con que es la ilusión de la percepción la que nos termina separando de lo real.
Al relacionarnos con el entorno desde nuestras fantasías, se crea una membrana de resistencia que va a rechazar algunos aspectos de la realidad de manera reactiva-inconsciente. Esos aspectos tienen que ver con los contenidos que, desde una percepción sesgada, generan fricción y conflicto.

Observar la programación
El ser humano despierta cuando se da cuenta de que está programado y decide observar su programación.
Eso sí, se precisa una perspectiva mayor que pueda actualizar la propia. No se trata de teorizar, es fundamental abrir la puerta a una nueva manera de percibir; separada de lo ilusorio. Si estás volcado en tu vida de fantasía, no puedes hacerte cargo de tu vida real.
Precisas conectarte con tu autoridad interna para que no te interfieran las opiniones ajenas ni las respuestas de otros.
Empiezas a comprender que lo más coherente es dejar de corregir a la realidad, porque siempre hay un propósito previo para lo que ocurre.
En tu fuero interno algo genuino te susurra vivamente que ha llegado el momento de soltar la película de tu vida. Te sientes invitado a entrar en el proceso de romper la versión aprendida, que pasa ineludiblemente por la desmantelación de la ilusión.

Encontrarte con tu propia verdad
Has decidido encontrarte con tu propia verdad en autorreferencia y te dispones a seguirla con todas sus consecuencias. Reconoces que va a ser un recorrido profundo y lento hasta poder acoger a todos y cada uno de tus aspectos no reconocidos. Y, finalmente, asumes que a partir de ese momento estás voluntariamente a cargo de la reedición de tu vida, invitad@ a vivir abiertamente el instante y dejarlo ir sin más, a no interferir, a dejarte llevar...; es un reconocerte vulnerable y flexible en un mundo que muestra la máxima crueldad sin filtro para que pueda ser observada y reconocida. Son los opuestos pidiendo ser unidos para siempre. Y lo primero que emerge es encontrar la inocencia que conecta la luz y su ausencia.

Hay un orden implícito desconocido para todo lo que existe, por horrible que sea, y formamos parte de ese todo.
Este punto nos recuerda que tenemos una cita con lo que es, no con lo que queremos que sea; lo cual nos lleva a soltarnos de la fantasía.
La mirada desde la percepción del ego es parcial, siempre hay cosas que no sabe y cosas que no ve, va a estar siendo constantemente operada por sus innegables puntos ciegos. Obvio que la identidad concreta por sí sola, no puede liberar sus potenciales. Se precisa implicancia para ir descubriendo lentamente qué oculta lo ilusorio.
Es bastante penoso que los demás estén recibiendo solo nuestras proyecciones como fruto de nuestra inmadurez; inmadurez que provoca un estado de letargo desde el que lo fácil es consumir ilusión, como una forma más o menos inconsciente de no generar conciencia .
Es auto-castrante permitir que la dictadura de un diseño obsoleto sea tu GPS y quedarse pegado sin más a condicionamientos aprendidos .
También es absurdo seguir escondiéndose detrás de los errores como forma de tapar imperfecciones.
Puede que te esté oprimiendo un patrón de perfección basado en valores que, en un pasado más o menos lejano, acataste sin rechistar y en este momento ya no los puedes sostener. 
Hay una coherencia que se está buscando a sí misma y pide asumir aquello de lo que huyes.

No desear estar en un lugar diferente
Solo de ti mismo puedes recibir la aceptación que compulsivamente buscas fuera. Date cuenta de que el infierno es desear estar en un lugar diferente al que estás, cuando el único punto de partida real para seguir avanzando es justo donde estás en este momento.
Observa a ese juez interno que no deja de exigir que te recortes, quema los prejuicios que tienes contra ti y date permiso para salir de la trampa de la adaptación del diseño.
La carga que seguimos arrastrando es directamente proporcional al apego que nos vincula a condicionamientos que sostiene nuestra mente concreta desde su percepción limitada e ilusoria, será un lastre mientras no estés dispuesto a preguntarte qué hay detrás de aquello que la está generando.
Arriésgate y hazte eco de ese algo genuino que enciende tu latido interno. Entras en coherencia cardiaca con la vida a través de un gesto de conciencia: MADURAR