sábado, 24 de junio de 2017

CON OTRAS GAFAS / La doctora que fue refugiada


Acogida Ya
Foto: jack-mcbrams.blogspot.com.es

El pasado 20 de junio se celebró el Día Mundial del Refugiado. Diversas ONGs, co65,5 millones mo Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Acnur, Intermon Oxfam y Amnistia Internacional recordaron que hay 65,6 millones de personas que han tenido que abandonar sus hogares debido a las guerras, los conflictos y la persecucción por diversos motivos. CEAR hizo hincapié en la situación de "parón" que viven las personas que han solicitado ejercer su derecho al asilo en España. Debida a los largos trámites, se acumulan 21.000 peticiones pendientes. También pidió vías legales y seguras para el acceso de estas personas. La misma reivindicación fue lanzada al aire de Madrid por miles de manifestantes que, convocados por un centenar de organizaciones, exigieron seguridad en el acceso a Europa y que el Gobierno cumpla con su compromiso de acoger en nuestro país a 17.337 refugiados de la guerra de Siria asentados provisionalmente en Grecia e Italia. Solo se ha acogido a un 7% de los comprometido dos años después de la crisis abierta con la entrada de huidos de la guerra por el Este de Europa y Grecia. La UE no ha cumplido con su programa de reasentar y reubicar a 160.000 personas mientras crecen las muertes en el  mar Mediterráneo en una situación de auténtica emergencia.

Foto: www.acnur.org

El volumen de las personas que lo han dejado todo atrás es de tal envergadura que se ha convertido en el problema humanitario más grave y urgente de resolver en el mundo de hoy. Hay 4,5 millones de personas refugiadas de la guerra de Siria en Turquía, Jordania y Líbano, además de otros cientos de miles en Argelia, Rusia, Alemania y diversos países. Además el mundo de los refugiados por las guerras de Yemen, Irak, Somalia y otros países se extiende por todos los continentes del planeta.
La acogida se ha convertido en una necesidad para salvar vidas y, a la vez puede crear oportunidades de empleo relacionadas con su integración en las sociedades a las que llegan. Un goteo de mujeres, hombres, famillias enteras vienen dando al mundo su testimonio de lucha y superación. El pasado 20 de junio, una de estas refugiadas, la ruandesa Mireille Twayigia, de 25 años, habló a medios de comunicación internacionales de su periplo vital. "Vengo a contar una historia de esperanza", dijo. Y narró que huyó con sus familiares de la guerra de Ruanda con 2 años, pasando todos estos años por campos de refugiados en Congo, Burundi, Zambia y Malaui. En este último país, estudió en un colegio del Servicio Jesuita a Refugiados, obtuvo una de los seis mejores resultados académicos del país y gracias a una beca del Gobierno de China estudió Medicina. 
El apoyo de una ONG y los gobiernos de Malaui y China ha hecho posible que joven lograra su sueño de ser médico a pesar de su dura trayectoria vital. La acogida y la educación han sido las claves. Miles de refugiados podrían estudiar y construir su futuro si los gobiernos dedicarán más recursos a la educación y menos a la venta de armas.

Leer más


jueves, 22 de junio de 2017

'Entre Amigos' celebró el final de un intenso curso 2016-17. Se reanudará en septiembre




Esperanza Muñoz
Coordinadora de 'Entre Amigos'


El sábado 17 de junio, se celebró el final de curso. Se hizo un pequeño resumen de los temas dados desde primeros de año, y posteriormente tuvimos la cena hecha posible gracias a la colaboración con sus especialidades culinarias, de los asistentes.

Los temas han sido:
21 enero: ‘Decisiones y propósitos’
Ponente: Esperanza Muñoz

4 febrero: ‘La soledad: me siento solo’
Ponente: Loli Donate

18 febrero: ‘La pareja: ¿qué buscas en mí?’
 Ponente: Ana Mª Díez

4 marzo: ‘La pareja: ¿qué busco en ti?’
Ponente: Ana Mª Díez

18 marzo: ‘Perdonar: una decisión valiente’
Ponente: Esperanza Muñoz

1 abril: 'Emociones positivas,  fortalezas personales y felicidad. Felicidad'. Ponente: Juan Manuel Martín López

6 de mayo: ‘Perdonar a la familia. Perdonar a los padres’
Esperanza Muñoz. Coordinadora de 'Entre Amigos'.

20 de mayo: ‘Síndrome del nido vacío’
Ponente: Loli Donate.

Este año, además de las coordinadoras del grupo habituales, se incorporaron Carmen y Loli, junto con el grupo “Entre Jóvenes”.
Además hemos contado con la inestimable aportación de coordinadores como Juan Manuel Martín López y Carlos López Sánchez, que han impartido una charla, respectivamente cada uno, y a los cuales agradecemos su esfuerzo.
El grupo, funciona con sus propias características, y a él se incorporan nuevos miembros en cada reunión.


Hay un ambiente agradable y distendido, a la vez que se avanza en el conocimiento personal y en tener otras perspectivas de acontecimientos y situaciones que ocurren en la vida. La intención, como la que hay en cualquier actividad, curso o taller del Teléfono de la Esperanza, no es otra que mejorar la salud emocional, y ayudar a las personas que asisten a superar sus crisis y a favorecer el descubrimiento de nuevas herramientas, que ayuden a vivir mejor.
Tras los meses de verano, nos incorporaremos, probablemente, el 16 de septiembre, con nuevas ganas y energías renovadas.
Quizás quedemos para algún día de feria.
! Feliz verano y felices vacaciones ¡

martes, 20 de junio de 2017

La fuerza liberadora del perdón


Hermanos de Ignacio Echeverría. http://cadenaser.com/ser

Juan Sánchez, presidente del Teléfono de la Esperanza de Málaga, habló sobre el ejercicio del perdón en las relaciones personales en su intervención semanal en Onda Azul Radio el pasado 12 de junio. "Psicológicamente es difícil pero posible. Es un ejercicio que tiene más de inteligencia que de generosidad. Es firmar la paz contigo mismo y con los demás. Es un actitud y un proceso".
Durante su diálogo con Celia Bermejo y Antonio Ismael, conductores de 'Málaga al día. La tercera hora', Juan Sánchez explicó que el perdón "no es justificar lo que me han hecho". Por otro lado, perdonar supone sirve para dar salida a sentimientos negativos que hacen mucho daño a la persona que los sufre. La ira, el rencor y el estado de irascibilidad pueden llegar a somatizarse y tener efectos muy negativos para la salud.
Las diversas y complejas relaciones que mantienen las personas con sentimientos negativos como el odio y el rencor también fueron abordados."He visto casos de personas que se mantienen unidas a otras a través del sentimiento de odio. Les resulta más difícil olvidar, estar liberado. Parece difícil, pero es así. A veces hay personas que no paran de luchar -contó Juan Sánchez- y lo que hay debajo es sensibilidad, pero no pueden ser sensibles porque eso los muestra débiles y lo han vivido así desde pequeños".
El ejercicio del perdón es muy necesario y muy sano, y para vivirlo de forma liberadora es bueno "ver ideas irracionales que alimentan ese daño o dolor e ir cambiándolo. Se puede perdonar incluso sin decirle nada al destinatario, pero consigo mí paz interior".
En la tertulia se abordó la actitud positiva de la familia de Ignacio Echeverría, el español que murió ayudando a un policía frente a los terroristas de Londres. En este caso, "la actitud de la familia fue muy positiva. Les fortalece mucho el hecho de ser personas de fe y se les ve con calma. Son capaces de no irracionalizar, enfocar el dolor a aspectos que les dan paz interior".
Al final de su intervención, Juan Sánchez valoró la importancia de la fe religiosa o de otras perspectivas morales y éticas a la hora de hacer frente a los sentimientos negativos.

Charla sobre el perdón (a partir del minuto 15.44): 

sábado, 17 de junio de 2017

CON OTRAS GAFAS / Solidaridad humana en la diversidad social y religiosa



Los musulmanes despertaron a muchos de sus vecinos para escapar del fuego (B.S. / AFP)


El incendio del bloque de pisos que acabó con la vida de 58 personas en Londres ha expuesto al mundo escenas dramáticas, momentos de rabia y protesta por las malas condiciones de la vetusta edificación y también historias de solidaridad. Suele ocurrir en los peores momentos, cuando el ser humano se debate en las fronteras de la vida. Ahí surge con fuerza el deseo de sobrevivir. Y de dar lo mejor de cada uno. Solo unos días después del terrible ataque terrorista de los yihadistas, los medios británicos han puesto el acento en la actitud de los musulmanes residentes en la torre siniestrada. Familias enteras que profesan la fe musulmana permanecían despiertos de madrugada. Celebraban el Ramadán, que les impide comer, beber y tener relaciones sexuales durante el día. Esa noche se preparaban para el suhir, una comida ligera entre el final de la noche y el comienzo del alba. Ellos fueron los primeros en advertir que las llamas empezaban a devorar el edificio. Salieron a las escaleras y zonas comunes y comenzaron a avisar a sus vecinos a tiempo para salvar sus vidas.
La prensa británica ha contado cómo actuaron los musulmanes. Andre Barroso, un vecino de 33 años lo relató así en The Independent: “Jugaron un gran papel al sacar a mucha gente del edificio. La mayoría de las personas que pude ver ayudando eran musulmanas. Encima también se pusieron a proporcionar comida y ropa a los afectados”.
Uno de los centros culturales islámicos de la zona, la Mezquita Al-Mannar, también fue de gran ayuda durante la tragedia. Abrieron sus puertas para acoger a los afectados y ayudarles en un momento tan duro. No hicieron discriminaciones como publicaron en su perfil en Facebook oficial: “Cualquier persona de cualquier fe o sin fe es más que bienvenido si necesitan un lugar donde dormir o tener agua y alimentos”. 
Fue una lección de vida y solidaridad en un país castigado por el terrorismo en el que la tentación de dividir a la sociedad en "buenos y malos" está muy latente. Establecer una relación directa entre el terrorismo y las personas procedentes de países árabes solo serviría para avivar la xenofobia y dar alas a los terroristas. A menudo, los militantes del fanatismo islamista son personajes desarraigados que se fanatizan consumiendo vídeos en internet aunque no practiquen ninguna religión. El valor humano de la solidaridad está por encima de confesiones religiosas, culturas y nacionalidades.

"Debemos aprender a vivir juntos como hermanos o vamos a perecer juntos como tontos" 
Martin Luther King, Jr.

Leer más:

Los musulmanes en Ramadán fueron los héroes en el incendio de Londres

jueves, 15 de junio de 2017

"Vivimos en una sociedad alienada que rehúye las relaciones personales. Estamos rodeados de personas que mantienen relaciones virtuales"


Trabajar en el Teléfono de la Esperanza
José María Rueda en la grabación de un documental sobre la prevención del suicidio

José María Rueda tiene 55 años y ha sido profesor de secundaria de Geografía e Historia. Actualmente está jubilado por enfermedad. Es miembro del equipo de Orientación del Teléfono de la Esperanza de Málaga. Cumple 15 años escuchando las angustias y problemas de las personas que llaman y cuenta aquí su experiencia como voluntario, un viaje desde el dolor personal a la atención a personas en crisis pasando por su propia sanación.


- ¿En qué año comenzaste a colaborar con el Teléfono de la Esperanza? 

A finales del 2001 comencé la formación inicial y en verano de 2002 hice la Coescucha y en septiembre empecé a coger el teléfono.

¿Cómo lo conociste? 

Conocí el teléfono gracias a Jesús García Toribio. En 1992 (“annus horríbilis” ) estuve muy mal, sufrí una serie de crisis muy profundas y Jesús fue el que me ayudó a poder tocar fondo. Durante más de 10 años Jesús fue mi terapeuta, le  debo haberme recuperado y poder llevar una vida normal. En 2001 era el director del Teléfono de la Esperanza y al estar en proceso de jubilación me propuso que colaborara. Lo primero que pensé era que yo “estaba más para llamar que para atender el teléfono” pero como confiaba, y confío plenamente en él vine, al principio no muy convencido pero…aquí seguimos.

¿Qué  aportó el teléfono y su Psicología humanista a tu situación personal?

Los cursos te aportan conocimiento, te ayudan a ver cosas que antes no eras capaz de ver, es como graduarte la vista, o ves todo diferente, mejor. También te aportan destrezas, formas de trabajarte y trabajar los problemas, aprendes a tolerar la frustración, a trabajar a largo plazo, a saber escuchar y que el llamante sepa que le estás escuchando, a no implicarte tanto como para que los problemas de los llamantes se conviertan en tus problemas, empáticamente, acompañando pero sobre todo favoreciendo que sean los llamantes los que lleguen a ver la solución a tu lado.
El teléfono ha hecho por mi mucho más de lo que yo haya podido hacer. Me ha dado autoestima, me ha enseñado a relativizar los problemas, creo que me ha hecho mejor persona para mí ha sido como una gran familia, donde todos nos sentimos aceptados y recibimos el mismo cariño y atención.

-¿En qué departamentos has colaborado y que experiencias destacas de cada uno de ellos?

La mayor parte del tiempo he estado en Orientación, también he colaborado con Administración, he dado cursos de formación inicial y he colaborado con el Practicum.

- ¿Cuales eran los principales problemas que exponían los llamantes en tus inicios como orientador?

-Los problemas fundamentales son los que derivan de la soledad. La mayoría de los problemas cuando empecé eran la soledad y la incomunicación, también, en menor medida, los derivados de enfermedades mentales y adicciones.

- Hoy parece que la soledad y la incomunicación siguen estando presentes en muchos. A pesar de vivir rodeados de personas o de esta conectados a mucha gente en la redes sociales. ¿Cómo lo ves?

La soledad sigue siendo el principal problema, sea cual sea la causa, hay una soledad absoluta de quien no tiene a nadie y una soledad, quizá peor, de los que si tienen personas alrededor, familia, amigos, pero no se atreven, no pueden abrirse a ellos para contarle sus problemas. Vivimos en una sociedad alienada que rehúye las relaciones personales sino es a través de dispositivos, estamos rodeados de personas que mantienen una relación virtual, no conocemos a nuestros vecinos y cuando salimos del ámbito profesional, estudiantil no nos relacionamos de una forma sana.

- Otro problema muy presente es el de los suicidios. El teléfono está llevando a cabo un programa pionero con el Ayuntamiento de Málaga. ¿Qué se le puede transmitir a una persona que piensa en suicidarse para que se agarre a la vida?

Que mientras haya vida hay esperanza, que hay momentos en los que solo sirve apretar los dientes, buscar ayuda profesional y trabajar para salir del hoyo. Cuando se vuelve la vista atrás te dices que mereció la pena, que puede haber cosas que tiene difícil arreglo pero hay muchas que si lo tienen, esas son las que merecen la pena, esas son las que nos van a ayudar a salir del pozo y descubrir cuantas cosas maravillosas nos habríamos perdido, a pesar de las sombras que tiene, la vida merece la pena.

- ¿Qué tratas de aportar a las personas que llaman?

Lo primero que intento es que se tranquilicen, que no tenemos prisa, dejar que se desahoguen y que puedan sacar el problema, cuando un problema una crisis se expone, se verbaliza, se ve de otra manera aunque siga estando ahí.

- ¿Se poducen más llamadas de jóvenes hoy día y, en ese caso, que es lo que les agobia o deprime?

Yo creo que no, que los jóvenes llaman en la misma proporción poco más o menos y sus problemas suelen tener que ver más con las relaciones con sus padres o con sus parejas, a esas edades los problemas, como todo lo demás, se suelen vivir con mayor intensidad.

- Algún caso de personas que te hayan impactado en todos estos años por su petición de ayuda

El que más me impactó, y todavía lo recuerdo, fue al principio, uno de los primeros turnos que hice. Un llamante crónico se dio cuenta que yo era nuevo y no tenía mucha experiencia y me hizo creer que se iba a suicidar y colgó. Me quedé fatal, estuve a punto de no volver a coger el teléfono pero gracias a mis compñeros  comprendí que, aunque es raro, hay personas tan solas que no tienen ni a quien hacer daño, triste pero cierto.

- Invita a las personas que nos leen a colaborar con el Teléfono de la Esperanza


Yo diría que hay que vencer el temor que a veces sentimos pensando que no vamos  a saber, es una responsabilidad, cierto, pero ninguno somos supermanes  y si no se sienten con ánimo para atender las llamadas hay otras muchas tareas donde arrimar el hombro y que son muy necesarios.

martes, 13 de junio de 2017

50 voluntarios de centros del Teléfono de la Esperanza se reunieron en Málaga para formarse en dinamizar grupos




La sociedad conoce sobradamente el trabajo que realiza la institución a través de la líneas telefónicas de ayuda para personas en crisis. Otras facetas de la actividad de la asociación son bastantes desconocidas. Desde hace años, los grupos de autoayuda para personas en crisis, los cursos y talleres para promocionar la salud mental y emocional de la población y las actividades grupales dedicadas a la formación son del voluntariado son un sección muy importante de la actividad del Teléfono de la Esperanza en el cumplimiento de su misión.

El pasado año, más de treinta mil personas participaron en las 874 actividades grupales organizadas por la Asociación. Toda esta actividad es organizada y dirigida por los voluntarios y, en consecuencia, exige un esfuerzo formativo que dote a los mismos de las competencias necesarias para dirigir y dinamizar los talleres, cursos y grupos.

Atendiendo a esta necesidad, el pasado mes de Mayo, se reunieron en Málaga 50 voluntarios de la Asociación Internacional del Teléfono de la Esperanza para recibir formación específica en esta área. Bajo la dirección de María Guerrero, presidenta del Teléfono de la Espernaza de Murcia y colaboradora habitual de la revista 'AVIVIR', se ofertó un nuevo curso formativo para capacitar a los voluntarios de la zona Sur de las competencias necesarias para dinamizar grupos. Dicha formación tendrá su continuidad en los centros y delegaciones donde, de la mano de expertos, complementaran la misma  con las necesarias prácticas en el manejo de grupos.


Agradecemos a formadores y voluntarios el esfuerzo realizado y estamos seguros de que el mismo supondrá un incremento del número y la calidad de los servicios que la asociación presta a la sociedad española.

Estas son las actividades desarrolladas en los diferentes centros del Teléfono de la Esperanza en toda España




































sábado, 10 de junio de 2017

CON OTRAS GAFAS / España, un país récord en generosidad y solidaridad




El pasado 7 de junio se celebró el Día Nacional del Donante de Órganos. Se produjo una curiosa conjunción; la unión de una celebración nacional y un récord positivo. La mayoría de los días que conmemoran algo (Día del Comercio Justo, Día del Medio Ambiente..) son internacionales y se suele hacer comparaciones entre el nivel de implantación de algún objetivo entre otros países y España. En este caso, el de las donaciones, todo que en casa. Felizmente en casa. Se celebró un "día nacional" en el que nuestro país bate récords. Los titulares no dejaron resquicios para las dudas: "España, a punto de adelantarse en su objetivo récord", "Un país de récord, España supera los 40 donantes por millón de población en 2016" o "España, 25 años líder mundial en donación de órganos y trasplantes".
Las cifras son contundentes: 2.018 donantes y 4.818 trasplantados solo en el año 2016. El sistema de donación y trasplantes de España es un modelo de referencia en todo el mundo. La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) se basa en un sistema cien por cien público, con una extensa red de profesionales sanitarios con formación específica y una impecable y modélica legislación al respecto. Quien dona no sabe a quién lo hace, ni recibe ninguna compensación. Quien recibe no paga por ello, ni sabe de dónde viene el órgano.
Este alarde de generosidad y solidaridad debe hacer sentirnos orgullosos. Probablemente más, en un país en el que de forma absurda todavía resuenan demasiadas veces en las conversaciones cotidianas las frasecitas "este es un país tercermundista" o "esto en un país normal no pasaría". La combinación del altruismo de los españoles con el derrotismo y la frecuente envidia son elementos dignos de estudio para la Psicología Social.


Leer más:

jueves, 8 de junio de 2017

La Asamblea General de ASITES destaca los logros de 2016 e inicia una etapa de crecimento del voluntariado del Teléfono de la Esperanza




Como cada año, el pasado 3 de Junio, se reunió la Asamblea General de ASITES, con representación de todos los centros y delegaciones del Teléfono de la Esperanza en España.

En la misma, se aprobó la memoria de gestión de Gestión de 2016, en la que quedó de manifiesto la vitalidad del Teléfono de la Esperanza y el firme compromiso de los voluntarios y voluntarias. Fruto de su trabajo son las 93.681 llamadas atendidas, las 21.987 entrevistas terapéuticas realizadas por los profesionales y las 33.115 personas que participaron en talleres y cursos de intervención en crisis, promoción de la salud emocional y formación del voluntariado.

Se destacaron algunos hitos significativos del 2016 especialmente importantes:

  • La campaña con motivo del Día Internacional de la Prevención del Suicidio
  • El Congreso sobre el Suicidio celebrado en Málaga
  • La campaña con motivo del Día de la Escucha
  • El cambio de la imagen corporativa del Teléfono de la Esperanza
  • La iniciativa presentada en el Congreso de los Diputados para la creación de un Plan de Prevención del Suicidio de la mano de Unión del Pueblo Navarro
  • La puesta en marcha de la nueva estructura organizativa/territorial en ASITES
  • La superación de la dinámica negativa en cuanto a la cuenta de resultados económicos

Como cada año, se felicitó a los voluntarios de Canarias, Málaga, Bilbao, Córdoba, Zaragoza y Asturias por los reconocimientos sociales recibidos y que vienen a incrementar el elenco de premios recibidos por la Asociación. Estos reconocimientos son signos del reconocimiento de la sociedad al trabajo de los voluntarios.

Los asambleístas manifestaron su satisfacción por el gran servicio a la sociedad española en 2016 y reafirmaron su firme compromiso por seguir redoblando esfuerzos por atender a personas en crisis y promocionar la salud emocional y el voluntariado.

Se procedió, igualmente a la aprobación de las cuentas anuales y el presupuesto del 2017. Los asambleístas procedieron a analizar y aprobar las cuentas las cuales reflejan un resultado positivo global de 52.658,89 euros, correspondiente a un exceso de los gastos realizados por importe de 2.199.661,29 euros, sobre los ingresos obtenidos por cuantía de 2.252.320,18 euros. Se deja constancia que dichas cuentas han sido convenientemente auditadas por AUDITIA IBERIA y del informe favorable de los auditores.

Los asambleístas manifiestan su satisfacción por este resultado positivo, el cual se entiende como un punto de inflexión de seis años de resultado negativos, consecuencia  de la profunda crisis económica que atravesó la sociedad española y la drástica política de reducción de las subvenciones públicas y privadas. Los notables esfuerzos realizados han sido suficientes para cambiar la tendencia negativa que vienen arrojando las cuentas de la Asociación e ir recuperándose de progresivamente de ejercicios económicos muy negativos. 

Basados en una será reflexión sobre la evolución de la economía asociativa, se procede a la aprobación de un presupuesto equilibrado que contempla unos ingresos de 2.040.000 euros y una partida de gastos por idéntica cantidad.  Los centros y delegaciones se comprometen a realizar un esfuerzo por acometer los cambios necesarios para que las cuentas del 2017 mantengan la tendencia positiva del último año.

La Asamblea reflexionó finalmente sobre los desafíos de futuro que asoman en el horizonte asociativo. En esta línea,  se apuntaron a cinco grandes desafíos:

Aumentar el número de voluntarios, mejorar su capacitación, fidelizarlos y cuidarlos.
Redoblar los esfuerzos para estar muy presentes en la sociedad y, especialmente, en los medios de comunicación y en la RED.
Establecer una política económica, en cada centro y a nivel nacional que nos permita mantener en positivo la cuenta de resultados.
Convertirnos en un referente imprescindible en la prevención de suicidio en nuestras provincias, comunidades autónomas y a nivel nacional.
Mejorar la cantidad y calidad de los servicios ofrecidos a la sociedad española.
Iniciar proceso para la renovación de los cargos en los órganos de gobierno de ASITES.

Los asambleístas se mostraron plenamente  convencidos de la salida de la crisis,  dispuestos a dar carpetazo a los problemas y dispuestos a iniciar un proceso de crecimiento asociativo y diseñar un proyecto de futuro ilusionante en favor de la gente que más sufre. 


martes, 6 de junio de 2017

"El altruismo que hay aquí es una pasada y me ha llamado la atención el voluntariado que hacen los profesionales"






LAS FRASES:

“Impacta tomar contacto con el sufrimiento ajeno y ver como se reciben las llamadas de suicidas” (Ana Giraldez)

“El altruismo que hay aquí es una pasada. Me ha llamado la atención el voluntariado que hacen los profesionales” (Esteban Corral)

“Participé en el curso ‘Conocerse para crecer’ y nunca he hecho un curso como ese, con tanta implicación emocional. Es alucinante la confianza que ganan las personas entre ellas en pocas horas” (Sandra Belmonte)

“Me ha gustado mucho la utilidad terapéutica. La gente que participa en los cursos y talleres comparten sus experiencias y se ayudan entre ellos” (Benjamín Pérez)

“Los seminarios son muy profesionales. La intervención en crisis de suicidio me aporta bastante. Estoy agradecida. He aprendido mucho” (Ángela Pérez)

Un grupo de alumnos de Psicología de la Universidad de Málaga y la Universidad Nacional de Educación a Distancia tuvieron el pasado 31 de mayo la última sesión de su periodo de prácticas en el Teléfono de la Esperanza de Málaga. Los estudiantes han sido tutorizados por nuestra compañera Ana Manrique. Durante los siete meses que han estado con nosotros han asistido a los seminarios semanales con Ana, han participado en diversos talleres, entre ellos los de ‘Ansiedad y estrés’, ‘Bioenergética’ y ‘Atención plena’ y en los cursos ‘Conocerse para crecer’ y ‘Crecer para ayudar’, además del seminario de relación de ayuda. Estos dos cursos y el seminario forman parte del extenso y exigente período de formación que cada voluntario orientador cumple antes de coger el teléfono por primera vez y atender a una persona. De la mano de Ana Manrique, los estudiantes han tenido la ocasión de practicar la coescucha permaneciendo durante numerosos turnos de atención junto a los orientadores. 

“Impacta tomar contacto con el sufrimiento ajeno y ver como actúan los orientadores, cada uno con su estilo, su personalidad y su carácter. Te sirve para aprender a controlarte tú. Las llamadas de los suicidas son muy impactantes”, señala Ana Giraldez, una de las alumnas.

Dos de las alumnas participaron en el Taller de Atención Plena

A pesar de que pronto van a ejercer profesionalmente como psicólogos y buena parte de ellos aspiran a hacerlo en consultas, no habían tenido contacto hasta ahora con alguien sufriendo una crisis personal. “Las emociones mandan  en la vida más de lo que parece” apunta Esteban Corral, alumno de la UMA, que también tuvo la ocasión de dar información al público en el stand del Teléfono de la Esperanza en la Muestra del Voluntariado.
“Se suele asociar lo que le pasa a una persona con un estímulo o emoción, pero eso es relacionarte con esa emoción sin profundizar en que es lo que la produce”, destaca Esteban.

Otro aspecto que le hace mostrarse “encantado” de la experiencia vivida es “el enfoque de las intervenciones que se hacen en el teléfono. Es como la Psicología cognitiva-conductual, pero con matices y diferencias. En los talleres se nota muchísimo la actividad grupal. Hay sintonía entre las personas, se abren y eso es terapeútico”.
Impactada con la profundidad del curso ‘Conocerse para crecer’ se muestra Sandra Belmonte. “Nunca había hecho un curso con tanta implicación emocional. Es alucinante la confianza que se produce en las personas en pocas horas para poder contarse cosas que, a lo mejor, no le cuentan a sus mejores amigos”.

Psicólogos que se cuidan
Los miembros de este entusiasta grupo de Practicum valoran especialmente el trabajo que hacen los psicólogos del Teléfono de la Esperanza cuidando su propia salud emocional. “La filosofía del Teléfono de la Esperanza y Ana Manrique nos enseña a cuidarnos para poder cuidar a los demás. El crecimiento personal de las personas es algo que ni se menciona en la carrera”, explica Carmen Burgos que cada semana llegaba entusiasmada al seminario a pesar de que se desplazaba a Málaga desde Cuevas de San Marcos, a cien kilómetros de la capital. Está satisfecha de haber participado en los talleres de ‘Gestión de Emociones’ y ‘Comunicación Positiva’ y valora “lo terapéutico de las meditaciones que hemos practicado. Todo esto ha sido un regalo que me ha hecho la vida”.


Esteban Corral y Ana Giraldez en la XIV Muestra del Voluntariado

Altruismo
La cercanía, la entrega y el estar a disposición de las personas son las actitudes de los psicólogos que ofrecen su tiempo voluntario más valoradas por Esteban Corral. “El altruismo que hay aquí es una pasada. Me ha llamado la atención la actividad voluntaria de los profesionales. Eso no veo que lo haga un notario”.
Sandra Belmonte agradece lo aprendido de dos de los psicólogos, Ana Manrique en sus seminarios, y Antonio Badillo en el Taller de Bioenergética que considera “magnífico”.

La escucha
La formación en la escucha activa y el contacto con los orientadores fue otra de las etapas claves en el periodo de prácticas. "Fue un acercamiento a la realidad del sufrimiento", cuenta Benjamín Pérez. Los orientadores le transmitieron los grandes vacíos que peciben escuchando a las personas. Benjamín tomó contacto con "la incomunicación y a soledad de gente que no se siente comprendida. Hubo días y horas en los que llamaban más personas, por ejemplo, después de comer y cuando había varios días seguidos de mal tiempo".
La experiencia de estar en contacto con los orientadores que atienden el teléfono le permitió conocer la situación de un llamante en crisis suicida, que fue atendido varias veces y también la forma en la que los orientadores tratan los casos de los llamados "crónicos", personas que solicitan ayuda o simplemente desahogarse de forma periódica y constante. Varios orientadores invitaron a los alumnos de Psicología a aportar sus criterios sobre esas situaciones repetitivas.
Sandra Belmonte admite que al principio le sorprendió el hecho de que los orientadores no sean profesionales de la Psicología, pero "conocí a muchos de ellos y lo importante es que están formados para la escucha activa que es lo que necesita la mayoría de las personas".
Finalmente, varios de los participantes en este periodo de prácticas tuvieron la ocasión de conocer las sesiones del programa 'Entre Amigos' que reune dos veces al más a un gran grupo de personas para potenciar sus habilidades sociales, hacer amistades y aprender a cuidar su salud emocional.

sábado, 3 de junio de 2017

CON OTRAS GAFAS / Estoy con la naturaleza



El lunes se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, una jornada que fue impulsada por la ONU ya en 1972 cuando se extendía en la opinión pública mundial la preocupación por la contaminación en las grandes ciudades. Cuarenta y cinco años después se ha avanzado en la concienciación sobre la necesidad de preservar las grandes áreas naturales y especies en peligro de extinción y eliminar los vertidos incontrolados en mares y ríos. Las sociedades avanzadas han introducido en sus hábitos cotidianos la separación y tratamiento de los diferentes tipos de residuos al tiempo que ha crecido en gobiernos, empresas y ciudadanos la concienciación sobre la realidad de que recursos naturales como el agua o las energías del gas y el petroleo no son ilimitadas. Se hace necesario rebajar los niveles de consumo de energía orgánica, evitar las más contaminantes y promover las limpias como son las producidas a partir del sol y el viento.
Precisamente, este año se ha elegido el lema 'Estoy con la naturaleza' que alude a la importancia de tomar conciencia de forma definitiva sobre su conservación.  Una magnífica exposición divulga estos días en Madrid las imágenes captadas por 50 fotógrafos en todo el mundo mostrando la rica biodiversidad de la tierra. Las fotografías retratan acciones relacionadas con la vigilancia, protección, cría en cautividad, periodismo ambiental, legislación e investigación entre otras, que han posibilitado la restauración de poblaciones de múltiples especies de animales y plantas, ha detallado el naturalista. Ponen especial énfasis en la recuperación de especies casi perdidas como el lince ibérico en España y el cóndor en América Latina.

En 2015 se llegó a un histórico acuerdo mundial casi unánime para establecer unas limitaciones claras a las emisiones de gases que están creando el efecto invernadero y se acordó aportar 3.000 millones de dólares hasta 2020 a los países menos desarrollados para poder reducir sus emisiones. El objetivo final es evitar que la temperatura media en el planeta suba un 3,5ºC de media en 2100 como estiman los científicos de la ONU. Estados Unidos, el segundo país más contaminante del mundo tras China, se sumó a ese histórico Acuerdo de París en 2015, considerado el primer tratado mundial para vigilar la evolución del clima y frenar el avance del calentamiento global. 
Sin embargo, esta semana su actual presidente, Donald Trump, ha anunciado la retirada del gigante americano de este importante pacto. Esta se produciría aproximadamente en 2020 y no ha hecho más que provocar incertidumbre en los últimos días. Se teme la disminución de la financiación y la retirada de países que no estaban muy convencidos de este avance y entraron en el acuerdo siguiendo el liderazgo de Barack Obama. La contestación a Trump no se ha hecho esperar en todo el mundo. Significativamente en su país, 61 alcaldes han anunciado que seguirán trabajando por cumplir con las reducciones de emisiones en sus territorios. Una de las ciudades, la industrial Pittsburgh con su alcalde Bill Peduto a la cabeza, ha sido ejemplo y modelo en la implantación de programas de protección del medio ambiente. 
La acción global por frenar el cambio climático no debe ni puede tener marcha atrás. Por el bien de la humanidad. El consenso general de los líderes políticos, religiosos como el papa Francisco con su esclarecedor y esperanzador documento 'Laudato si', empresas, universidades, científicos y el propio impetu de millones de niños y jóvenes educados y concienciados en todo el planeta tira de la humanidad hacia una nueva conciencia. La conciencia verde. 

Vídeo: José Luis García / VisionesJlm

Leer más:

jueves, 1 de junio de 2017

Taller 'Yo, tú, nosotros' para potenciar las habilidades sociales en el programa 'Entre Amigos'



Foto: http://www.devocionalescristianos.org

El curso del programa 'Entre Amigos' ha entrado en su recta final. Para el próximo sábado nuestras compañeras han preparado una actividad muy divertida que sirve para ganar en confianza personal y habilidades sociales. El 17 de junio tendrá lugar la última sesión y la fiesta de despedida del curso.

3 de junio: Taller para disfrutar. 'Yo, tú, nosotros'. 
Directora del taller: Esperanza Muñoz. Mediante distintas dinámicas y juegos, podremos trabajar distintos aspectos relacionados con las habilidades sociales: comunicación, confianza, liderazgo, autoconcepto y trabajo en equipo. Se recomienda llevar ropa cómoda. Se aceptan platos para compartir. Después de tanta actividad, seguro que habrá buen apetito.

17 de junio: Resumen 'Ideas fundamentales de los temas abordados en 2016-1017'. Ponentes: Coordinadoras de 'Entre Amigos'. Cena Final de Curso con la colaboración de los asistentes.