lunes, 28 de septiembre de 2009

1.000 visitas a El Tiempo de la Esperanza








Éste blog, El Tiempo de la Esperanza, alcanzó el sábado por la tarde su primer millar de visitas. Una cifra redonda que me anima a seguir trabajando día a día para acercar al teléfono a ese mundo de posibilidades que nos ofrece la red. En estas cuatro semanas de transición desde los calores de agosto a las humedades de septiembre he sentido, primero tímidamente, y luego de forma sostenida como aumentaba el interés y la calidez entorno a éste espacio.

Dos líneas de comentarios han llegado hasta aquí. Los que apoyaban la iniciativa y animaban a seguir adelante y los de personas angustiadas que buscaban ayuda. Entre los primeros, destaco a Teo Martín, del Teléfono de la Esperanza de Extremadura y a Mariví Romero, delegada de Bienestar Social en el Ayuntamiento de Málaga, que nos han ayudado a amplificar la presencia de El Tiempo de la Esperanza.
En el lado de los usuarios, me sorprendió el SOS que una mujer lanzó desde Valencia en mi sitio en Facebook denunciando una supuesta violación de un niño en la provincia de Sevilla. A los pocos días le siguieron un hombre angustiado por las circunstancias de su vida en Perú y una chica española que sufría por su mal aspecto. A todos ellos, los orienté a dirigirse a los números del Teléfono de la Esperanza más próximo a su ubicación.
El silencioso y eficaz trabajo de los voluntarios de Málaga se reflejó en el comentario de un usuario anónimo: "Ha sido una gran bocanada de aire puro en medio de un gran fuego que es mi vida". Quien así se expresaba era un hombre que ha sufrido múltiples crisis familiares durante cinco años. Angustiado, llamó al teléfono de Málaga y luego en el blog quiso agradecer la escucha de un voluntario el 31 de agosto a las diez de la noche.
Quiero agradecer a Mabel el haberse sumado como seguidora a este blog. En nuestras conversaciones, cargadas de ideas a desarrollar, Juan Sánchez, el presidente del teléfono en Málaga, y yo, Luis Santiago, veníamos echando en falta más implicación del colectivo de orientadores y voluntarios y Mabel ha dado un paso adelante.
Manolo Montes, un orientador que ya levantaba el teléfono para oir 'los males del alma' de la gente en 1976, también está presente. Ahora que ha desembarcado felizmente en el periodismo, nos acompaña con su blog.
El Tiempo de la Esperanza tiene que ser el sitio donde voluntarios y orientadores se expresen, compartan sus experiencias y comuniquen cualquier iniciativa. Esta bitácora dispone de varios sitios para participar en ella y seguirla. En la columna de la derecha, podéis entrar en la pestaña Compartir. Al entrar ahí, si un contenido os parece intersante para promover la salud emocional y los fines del teléfono en general, se puede agregar a Wikio y Technorati, que son directorios de blogs, Del.icio.us, un espacio que agrupa enlaces interesantes en la red, Menéame, un ranking de noticias que interesan o a las redes sociales Digg y Facebook. Ésta última cuenta ya con 250 millones de usuarios. También se puede enviar el contenido a Twitter, microblog donde las personas se comunican lo que hacen en no más de 140 carácteres (unas tres líneas) y varias veces al día.
Otra posibilidad para seguir éste espacio es entrar en Suscribirse. La vía más directa es hacerlo por e-mail, aunque hay diversos agregadores de contenidos, que se configuran y nos avisan de las novedades en nuestro escritorio o en favoritos. Uno de ellos, el de Google, permite añadir El Tiempo de la Esperanza a la página de inicio que todos tenemos cuando vamos a entrar en Internet.
Además, en la parte de abajo del blog, hay dos apartados para suscribirse a las entradas (el artículo central) y comentarios. Por supuesto, cualquier lector de éste espacio puede proponer enlaces a webs, blogs y sitios de interés relacionados con la salud emocional, la intervención en crisis, enseñar a ayudar y la cooperación al desarrollo. Lo dicho, El Tiempo de la Esperanza crece. Y otro fruto de éste crecimiento es que los medios de comunicación comiencen a fijarse en él y reflejar la realidad de ésta ONG en sus contenidos. Así ocurrió ayer domingo con las noticias publicadas en Málaga Hoy y La Opinión de Málaga. El apoyo de todos hará aumentar la visibilidad en la red de nuestra ONG y sus objetivos. Esto es sólo el principio.





4 comentarios:

Antonio dijo...

Enhorabuena a Luís, por su gran trabajo. Esto del blog ha sido, sin duda, una feliz iniciativa. Con el tiempo, se convertirá en un punto de encuentro virtual de todos los voluntarios y de aquellas personas que deseen acceder a la información sobre las actividades del TE de Málaga.

Anónimo dijo...

Felicidades a Luis Santiago, gran profesional del Periodismo que pone sus conocimientos al servicio del prójimo. El blog será sin duda una buena forma de aumentar la eficacia del Teléfono de la Esperanza.

Alfonso V.

Anónimo dijo...

Felicitaciones Luis por su trabajo de difusión, aquí nos alegró mucho ver en la portada de su Blog la foto de nuestra compañera voluntaria. Realmente creo que esta es un herramienta muy valiosa para la labor del Telefóno de la Esperanza, para llegar a todos y a cada uno de los que necesitan ser escuchados.
Saludos cordiales,
Mónica Vazquez, Secretaria técnica de la Delegación Buenos Aires de Argentina

Palmiro dijo...

Las mil y una... Felicidades, querido Luis, y ánimos para seguir dando pábulo a la esperanza en un mundo tan desprovista de ella.